Nunca vas a construir un hábito sin esto: la cualidad por la cual fracasas.